Los tatuajes inteligentes que te pueden salvar la Vida

publicado en: videos | 0

Desde hace miles de años el ser humano ha utilizado distintos pigmentos para decorar de forma permanente su piel. La evidencia arqueológica más antigüa de tatuajes de la que tenemos constancia son los 67 dibujos que presentaba el cuerpo momificado del Hombre de Similaun, Ötzi, encontrado en 1991 en los Alpes italianos. Los paleontólogos creen que este antepasado de los europeos actuales vivió hace cerca de 5.400 años y que los tatuajes que se repartían en sus muñecas, piernas y espalda podían tener una función terapéutica (similar a la acupuntura). Egipto, Polinesia, América del Sur, Grecia… hay pruebas en múltiples culturas y latitudes de la costumbre de tatuarse el cuerpo. Los motivos podían ser rituales, religiosos, sociales, médicos o puramente ornamentales. Esta es precisamente la utilidad que ha trascendido hasta nuestros días en el mundo occidental. Decorarse la piel ha pasado de ser la seña de identidad de marineros (o habituales de las prisiones) a convertirse en algo cool, casi imprescindible si se quiere triunfar en el mundo del espectáculo o aspirar a ganar del Balón de Oro. Futbolistas, modelos, cantantes, actrices (y también diseñadores, pandilleros o modernos sin más) lucen tatuajes. ¿Por qué no aprovechar entonces esa moda para algo útil como, por ejemplo, mejorar nuestra salud?



Entrevista y edición: Zuberoa Marcos, Azahara Mígel, David Castañón

Texto: José L. Álvarez Cedena